Especies Vulnerables

La zona afectada es un punto importante de concentración de especies sensibles como cetáceos, aves y tortugas. El vertido puede afectar a los animales de tres modos: por vía respiratoria, cutánea o por ingestión de agua cuando pescan o cazan.

De las 30 especies de cetáceos que se han identificado hasta la fecha en Canarias, once de ellas permanecen en sus aguas todo el año y seis son de buceo profundo, ya que se alimentan a profundidades de entre 800 y 1.000 metros. Los hidrocarburos  podrían afectar especialmente a este tipo de especies como los zifios o los calderones común y gris.

Oceanografica.com

Un delfín común en aguas canarias. Fuente: Oceanografica.com

Canarias concentra el mayor número de especies de tortuga marina de toda España y también están amenazadas por el vertido. Madonna fue la primera tortuga aparecida con petróleo sobre su cuerpo. Su nombre es debido a la fama que logró por la difusión de su historia a través de los medios de comunicación e internet. La tortuga fue recuperada con éxito por el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo de Gran Canaria y liberada en la Playa de Las Canteras. Desgraciadamente más tortugas se verán afectadas y solo podremos salvar aquellas que consigamos encontrar en las búsquedas que se están realizando.

Pascual Calabuig, biólogo jefe del Centro de Recuperación de Fauna con la tortuga recuperada. Fuente: EFE

SEO/Birdlife destaca “la importancia del archipiélago canario para distintos grupos de especies de fauna marina como cetáceos, tortugas, peces y aves marinas. Dentro de este último grupo destaca la importancia regional para las aves marinas pelágicas como petreles, pardelas y paíños, que se reproducen en islotes y acantilados del archipiélago y se alimentan en mar abierto, siendo por lo tanto susceptibles al presente vertido.

La mayor parte de ellas se encuentran es estos meses o bien recién llegadas para dar comienzo a su periodo reproductor, o ya en plena época reproductora, como es el caso de la pardela chica (Puffinus assimilis), una especie en serio declive que es particularmente sensible por sus hábitos acentuadamente pelágicos. Se trata de la especie que ha experimentado un mayor declive en las últimas décadas y cuyo estado de conservación desfavorable es especialmente preocupante para SEO/BirdLife, ya que podría verse seriamente afectada por este vertido.”

Como apunta Pascual Calbuig, especies como las pardelas, los alcatraces, los petreles o los paiños están aislados del agua por una cápsula, una especie de “burbuja caliente” que se rompe en contacto con los hidrocarburos. “Si se manchan, se mojan, se enfrían, sufren mucho y mueren”

El hundimiento del pesquero ruso se ha producido cerca de áreas de gran importancia ecológica y zonas de especial conservación, como la reserva natural de Maspalomas, los sebadales de Playa del Inglés y de Guguy o la franja litoral de Mogán. Es una zona de gran biodiversidad, el vertido amenaza a especies que están protegidas en la Red Natura 2000.

Lugar del hundimiento. Fuente WWF